Nuestras Historias - Asociación Neri Nuestras Historias - Asociación Neri

Descubre las historias que se esconden detrás de nuestros usuarios

“AUNQUE NO TENÍA MIEDO, JAMÁS
OLVIDARÉ EL MOMENTO EN EL  QUE PISÉ TIERRA”

Tras ser expulsado de casa por su propia familia, NABA decidió empezar una nueva vida en otro país. Desde que tomó esta decisión hasta que pisó suelo español pasaron 15 años, 5 de los cuales vivió escondido en una zona montañosa al norte de Marruecos, junto con otros cientos de personas.

Ahora, con 39 años y con permiso de trabajo disponible, solo quiere olvidar ese duro trance y encontrar un empleo estable que le permita tener una vida normal.

LOS QUE TEMEN AL VIAJE NUNCA MEJORARÁN SU VIDA”

ALEXIS es ejemplo de fuerza y perseverancia. Cuando llegó a Lanzarote, tras una travesía de 8 días en patera, comenzó su andanza por España. Ha recorrido el país de norte a sur durante los últimos nueve años en busca de trabajo. Recientemente llegó a Murcia y por desgracia aún no ha tenido mucha suerte, aunque no se rinde. Mientras, colabora como voluntario en Neri y trata de reunir el dinero suficiente para visitar a su familia en Senegal: dos hermanas y una hija, a las que no ve desde hace cinco años.

“HAY PERSONAS QUE NECESITAN SER SALVADAS”

Con 51 años DOBRI dejó su país, Bulgaria, para venir a Murcia en busca de trabajo. El astillero en el que allí trabajaba cerró, dejando sin trabajo a muchos como él. Aunque duerme en la calle y sufre una enfermedad, mantiene su fe. “Hay personas que necesitan la salvación, aunque todo depende de la voluntad de Dios”

“QUIERO SEGUIR LUCHANDO”

Ni la crisis, ni haber pasado por una relación tormentosa, tampoco el hecho de ser madre soltera ha impedido que JOY siga luchando por seguir adelante.

Ha aprovechado todas las oportunidades de formación que ha tenido desde que llegó a España en 2008 y ahora se pelea con la administración para poder emprender su propio negocio.

FUE MUY DURO, PERO AHORA ESTOY AQUÍ”

Un trabajo para vivir es lo principal pero, si pudiera elegir, me gustaría trabajar en un pesquero”.

HAMED, un joven de origen marroquí que alcanzó la costa española en una vieja barcaza junto con otros paisanos que, arriesgando sus vidas, se lanzaron al mar en busca de una vida mejor. Hamed llegó a España con tan solo 12 años y sin familia. Recién salido del reformatorio y a sus 20 años, quiere empezar a construir su vida.

Sigue nuestro día a día corazoncito

Colabora con nosotros