Día de la Convivencia en la Diversidad Cultural - Asociación Neri Día de la Convivencia en la Diversidad Cultural - Asociación Neri

Día de la Convivencia en la Diversidad Cultural

Cada 19 de abril, celebramos el día de la Convivencia en la Diversidad Cultural. Este acontecimiento celebra la resistencia contra la opresión y la intolerancia así como la defensa de la dignidad humana y la libertad. El 19 de abril de 1943, el ejército nazi entró al gueto de Varsovia, capturó a 56.065 judíos y destruyó 631 bunkers. Un grupo de jóvenes judíos, escondidos, actuaron contra el régimen nazi. El levantamiento de este gueto se puede observar en la película El pianista.

En este día, comprendemos las razones históricas que amparan la noción de derechos humanos. Los derechos humanos, como bien defendemos en nuestra asociación, comprenden el respeto por la dignidad y la libertad de las personas considerando que todos nos encontramos en situación de igualdad para ser titulares de estos derechos por el solo hecho de ser humanos. Esta noción tiene como componente inevitable el principio de no discriminación, esto es, la incapacitación  jurídica y moral de todo comportamiento que tenga por objeto herir, obstruir o imposibilitar la práctica de derechos humanos por razones apoyadas en características personales.

Tenemos que ser conscientes de los horrores que hemos sufrido, como el holocausto de la II Guerra Mundial. Debemos evitar toda actitud intolerante y racista. No podemos tener prejuicios sobre raza, religión, nacionalidad o ideas que tengan otras personas.  La intolerancia es la ausencia de puntos de los puntos de vista de otros. No todos podemos nacer en el mismo lugar y tener las mismas ideas. Cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles. En la diversidad está la perfección.

Actos de violencia, vivir en la pobreza, aceptar coacción hacia la democracia son hechos que toda persona debe rehuir, y por lo tanto no tolerar. No tenemos que tener miedo frente a lo diferente, debemos aprender que la diversidad es una característica básica de la vida y del ser humano.  Cada persona debe reflexionar sobre ello para así deshacer los prejuicios que hemos creado o hemos aprendido.

En la actualidad, lamentablemente, observamos la intolerancia persistente como una amenaza para las sociedades democráticas. Es de extrema importancia el desarrollar acciones inclinadas a que asumamos  la defensa de los valores que sostienen la vida en democracia y en convivencia pacífica con pleno respeto a la diversidad cultural.

Desde Neri, defendemos la interculturalidad, ya que no creemos que un grupo cultural esté por encima de otro, condición que favorece la integración y la convivencia. Las relaciones basadas en la interculturalidad supone el respeto hacia la diversidad, y aunque es inevitable el desarrollo de conflictos, esos se resuelven desde el respeto y el diálogo.