DERECHOS DE LA MUJER - Asociación Neri DERECHOS DE LA MUJER - Asociación Neri

Las desigualdades entre el hombre y la mujer están muy fijadas en la sociedad. Encontramos  mujeres mal representadas en los Gobiernos, los Parlamentos y en los altos cargos de las empresas. Muchas de ellas tampoco tienen acceso a un trabajo digno, se enfrentan a la segregación ocupacional y sufren diferencias por su sexo. En muchos países a veces se les niega el acceso a la educación básica y a los servicios de salud y, en todas las regiones del mundo, son víctimas de la violencia y la discriminación.

Por estas causas, la igualdad de la mujer se incluyó en el primer artículo de la Carta de las Naciones Unidas, aprobada en 1945 y ha sido una de sus principales misiones desde su fundación.

Proyectos como ONU-Mujeres tiene entre sus principales funciones apoyar a las organizaciones internacionales a formular políticas mundiales y asistir a los Estados para poner en marcha tales políticas, además de promover la igualdad de género con ayuda de la sociedad civil. Para concienciar sobre los graves problemas que afronta la mujer y promover su igualdad, la ONU también conmemora  el día internacional de la mujer cada 8 de marzo.

Es preciso desactivar los perjudiciales  estereotipos de género, de modo que a las mujeres no se les observe  según las pautas de lo que “deberían” hacer sino que se les considere por lo que son: personas singulares, con sus propios deseos y necesidades.

El 26 de septiembre de 2011 en la revista Newsweek se publicó un estudio sobre los derechos y la calidad de vida de las mujeres en varios países del mundo. Los factores que se tuvieron en cuenta fueron la situación legal, salud y condiciones sanitarias, educación, opciones económicas y poder político. La clasificación se hizo con estadísticas y criterios uniformes. Según este estudio el mejor país para ser mujer es Islandia, les sigue países como Suecia, Canadá, Dinamarca, Australia y Países Bajos. El peor país para la calidad de vida de las mujeres sería Sudán, Etiopía, Pakistán, Níger e Islas Salomón, entre otros. Para encontrar España en la lista tendríamos que ir hasta la posición cuarenta y cuatro.

Todo esto nos indica que  los derechos humanos de la mujer se encuentran más bien en una fase de desarrollo tanto desde el punto de vista del marco como del fondo. Aún queda mucho por avanzar. Las mujeres debemos atrevernos a romper definitivamente las cadenas que nos aten a la sumisión y dependencia. Octavio Paz decía: «La mujer vive presa en la imagen que la sociedad masculina le impone; por tanto, sólo puede elegir rompiendo consigo misma … si se atreve a amar, a elegir, si se atreve a ser ella misma, debe romper esa imagen con que el mundo la encarcela».

Escrito por Noelia Fenoll